Posibles indicios de vida en Venus

Por Erick Cortés

La fosfina es un gas fétido, tóxico e inflamable; en la tierra es producido por bacterias anaerobias que se alimentan de materia orgánica en descomposición.

De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad de Cardiff y el Massachusetts Institute of Technology, publicado este lunes en la revista Nature Astronomy, este gas fue recientemente encontrado en las nubes de Venus.

El sorprendente hallazgo fue efectuado luego de observar al planeta desde los telescopios James Clerk Maxwell y el Atacama Large Millimeter, ubicados en Hawai y en el desierto de Atacama, en Chile, donde los científicos encontraron la huella espectral única que deja la fosfina en la atmósfera de un planeta que alberga vida.

Sin embargo, los científicos no pudieron determinar con certeza la causa de la presencia de fosfina, dado que Venus es un planea que se encuentra bajo un severo calentamiento global, condición climática producida por un efecto invernadero que mantiene al planeta bajo temperaturas extremas que superan los 460 grados centígrados, lo que dificulta la supervivencia de formas de vida.

“Algo completamente inesperado e intrigante tendría que suceder en Venus para que se produzca el gas fosfina”, declaró en un comunicado el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Aunque no se descarta la posibilidad de que formas de vida microbiana se hayan adaptado a las condiciones extremas, los investigadores también señalan la posibilidad de que procesos químicos desconocidos estén ocurriendo en el planeta vecino.