Da Trump marcha atrás sobre rifles

Reforma

CDMX.- Pese a haber prometido impulsar que se aumentara la edad mínima para comprar rifles de asalto en Estados Unidos, Donald Trump dio marcha atrás a su propuesta.

En respuesta a la masacre del mes pasado en una preparatoria de Parkland, Florida, la Administración estadounidense reveló una serie de propuestas políticas que se centran en iniciativas de salud mental y de seguridad en las escuelas.

La Casa Blanca prometió ayudar a proporcionar entrenamiento en el manejo de armas a algunos profesores y apoyó formalmente una propuesta de ley para mejorar el sistema federal de chequeo de antecedentes, sin embargo, no incluyó aumentar el límite de edad de 18 a 21 años.

Muchos estudiantes sobrevivientes a la matanza han urgido al Gobierno estadounidense endurecer las restricciones a la compra de armas, unas medidas a las que se opone la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés).

Trump, quien se ha dicho conmovido por el tiroteo, expresó reiteradamente en las semanas posteriores su voluntad de aumentar de 18 a 21 la edad mínima para adquirir cierto armamento, como el rifle AR-15 utilizado por el tirador de Parkland, Nikolas Cruz.

«Esto que voy a decir no es algo popular en términos de la NRA, pero voy a decirlo de todas formas», expresó el Presidente el pasado 28 de febrero durante una reunión con legisladores.

«Uno no puede comprar una pistola hasta que tiene 21 años. Pero puedes comprar el tipo de arma usada en el tiroteo de la escuela a los 18 años. Creo que es algo en lo que tenemos que pensar», agregó.

Sin embargo, las propuestas de la Casa Blanca presentadas ayer no incluyen ninguna referencia a la edad necesaria para comprar rifles. Presionado por reporteros, un miembro de la Administración dijo que este tema era una discusión que debían tener los estados, y no a nivel federal.

El plan de Trump incluye la creación de la Comisión Federal de Seguridad Escolar, que será liderada por la Secretaria de Educación estadounidense, Betsy DeVos, y que explorará posibles soluciones.

El panel, que trabajará con expertos de todo el Gobierno federal además de líderes estatales y locales, no tiene fecha límite, pero los funcionarios dijeron que esperan un informe dentro de un año.

El Presidente también alienta a los estados a pasar órdenes de protección contra riesgos: medidas judiciales temporales que permiten a la Policía retirar armas a personas que sean consideradas una amenaza para el resto de la población o para sí mismas.

Esta dista mucho de ser la primera vez que Trump contradice con acciones sus dichos anteriores.

Durante el debate sobre una ley para proteger a los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers, el Presidente se mostró abierto a una propuesta bilateral que les ofrecía la ciudadanía, pero él mismo la descartó por completo días después.

 

https://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=1343556&md5=648c4b62cc910e2c633cf6c7f08514bc&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&lcmd5=a8f1cfff45411135066229777a3955a0