Dos muertos tras riña en Penal de Topo Chico

La Jornada

Monterrey, NL.- Una riña dentro del Penal de Topo Chico dejó como saldo a dos reos sin vida la noche del sábado. Las víctimas son Antony Emmanuel Macías Ovalle, de 20 años, y Víctor Manuel Ortiz Guerrero, de 24 años, con dos días de haber sido recluidos en dicho centro penitenciario por portar armas y droga.

A través de un comunicado, el gobierno del estado informó que las víctimas fueron heridas por varios internos -sin precisar número- en la zona de talleres y se presume les causaron traumatismos severos a causa de golpes contundentes.

En el comunicado se especificó que la Procuraduría General de Justicia del Estado inició la investigación correspondiente. El pasado 3 de enero fue encontrado muerto otro reo, colgado en el área de baños en el mismo reclusorio.

Se trata de un ex policía del municipio de Escobedo que había sido detenido por presunto secuestro y ejecución de un comerciante de San Pedro .La investigación aún sigue abierta.

Respecto a los reos fallecidos el sábado, la ONG Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) señaló que «los internos fueron asesinados a golpes en el área de talleres, sin contar aún con sentencia condenatoria y sin que, al parecer, los funcionarios pudieran evitarlo.

«A unos días de la toma de posesión del Gobernador interino (Manuel González Flores), ya son tres las muertes en presente año, evidenciando drástica y cruelmente la situación que viven las personas privadas de su libertad en las cárceles estatales de Nuevo León.

«Ante estos lamentables hechos, se deberá imputar responsabilidad al gobierno estatal quien sigue mostrando indiferencia para atender la situación penitenciaria», señala Cadhac en un comunicado.

Por su parte, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, en su homilía de este domingo señaló que «esta historia de los penales en Nuevo León parece ser que no concluye; esperamos que la autoridad haga su parte el poder judicial haga la suya y también quienes trabajan al interior, pues que respeten para ser respetados»,